SEOC: Se cayó la oposición

0
103

Las autoridades de la Junta Electoral designada para controlar el proceso electoral fijado para el 12 de Diciembre fueron claros, la lista Azul y Blanco que habría sido impulsada por Ricardo Bussi para enfrentar a la Roja Oficial, no pasó ni siquiera con los avales correspondientes. Para llegar al porcentaje impuesto por estatuto, la Lista Azul y Blanco alteró algunos datos, repitió nombres y careció de certificados laborales.

Así lo manifestaron las autoridades de la Junta Electoral que tras el papelón administrativo de los apoderados de esa lista se resolviera la no admisión de la misma. El clima de la campaña hasta el período de presentación de avales fue tenso, desde la Lista Azul y Blanco las acusaciones fueron directas y constantes, mientras que desde el oficialismo mostraron cordura y semblanza.

Consultados algunos referentes alineados a la conducción que dirige el Secretario General Roque Brito sostuvieron que no pretenden hablar de otra cosa que no sea la gestión: “No tenemos tiempo para descuidar el buen funcionamiento que siempre buscamos mejorar para los 21.000 afiliados”.”Se dijeron muchas mentiras, falsas acusaciones y la verdad terminó haciendo su trabajo, nosotros aquí mirando y desafiando un futuro y otros fraguando y usando el nombre de inocentes engañados”. 

Si bien el Secretario General Brito hasta el momento no hizo declaraciones sobre el tema, su equipo lo sostiene como el candidato natural de la Lista Roja, “hicimos un trabajo de campaña para este proceso y decidimos sostenerlo y mejorarlo, se lo vamos a ofrecer a todos los afiliados, a los que nos apoyan y a los que no están siempre todos invitados, inclusive los que se equivocan mal y juegan con el nombre de las personas, pero esto deberán corregir primero porque su accionar desleal no suma”.

Fuente: Ventana del Norte.