MAR DEL PLATA: Cristian falleció ahogado y ahora juntan fondos para cremarlo.

0
85

Este domingo, Tucumán se conmovía ante la noticia de la muerte de Cristian Eduardo «Chiqui» Flores, un tucumano de 41 años que perdió la vida tras meterse al mar mientras vacacionaba en Mar del Plata.

La tragedia ocurrió entre las 6:30 y 7 de ayer, cuando Chiqui decidió nadar en el mar, en una zona ubicada a la altura de la calle Rivadavia, entre las playas Bristol y Popular, de la ciudad balnearia. 

Jesús Barco Bulacio, habló este lunes con eltucumano.com, minutos después de aterrizar en La Feliz y a tan solo algunas horas de enterarse de la muerte de su amigo. Desde la recepción de un hotel, contó qué ocurrió ayer por la mañana, minutos antes del trágico desenlace. 

“Él amaba. Antes de la pandemia conoció Mar del Plata y se enamoró de la ciudad”, comenzó relatando el joven que explicó que Crsitian había llegado el pasado fin de semana a la ciudad tras pasar dos días en la ciudad de Buenos Aires.

“Ayer me llamó uno de nuestros amigos que está en Mar del Plata. El sábado a la noche salieron a bailar al boliche La X. Cristian se fue de ahí con otros amigos tucumanos y fueron a la playa. Uno de los chicos con los que salió, contó que se metió al mar. Ellos le hacían señas de que vuelva. Entonces uno de ellos se metió a ayudarlo y cuando llegó adonde estaba Cristian, él le dijo ‘ya no puedo más’. Le pidió que se agarre de él y cuando empezaron a volver a la orilla, se dio la vuelta y Cristian ya no estaba”, detalló sobre el trágico momento. 

Jesús explicó que sus amigos salieron a buscar ayuda y hablaron con la Policía que se encontraba la zona, que les dio una sorpresiva respuesta: “Salieron, buscaron ayuda y la Policía le dijo que no podían hacer nada, que había que esperar que el mar lo largue”

“En un principio había mucha gente que presenció el momento y cuando empezó a llegar la Policía quedaron solo ellos”, agregó Jesus. Minutos después, agentes de la Prefectura Naval encontraron su cadáver a más de 300 metros de la costa.

Colecta

El vínculo que Cristian tenía con el mar era tan fuerte, que tras conocer la ciudad en 2019, pidió a sus amigos que si pasaba algo con él, ellos debían arrojar sus cenizas al agua. “El día que yo me muera tirenmé al mar, que es el lugar que amo”, fueron las palabras que Chiqui les dijo hace un tiempo, según Jesús. 

Por esta razón, comenzaron una colecta de dinero para poder cremarlo y cumplir con el pedido realizado por su amigo, decisión que fue avalada por su familia. “La idea era cremarlo acá. Trasladar el cuerpo hasta Tucuman, incluyendo un ataúd barato sale $265.000 y cremarlo vale $132.000”, indicó.

Por esta razón, Martín, uno de los jóvenes que viajó con Cristin a Mar del Plata, habilitó su CBU para tratar de alcanzar el monto. “La cuenta es el CBU de una amigo de él con el que vino a Mar del Plata. Justamente ahora acabamos de aterrizar en Mar del Plata, dejamos las cosas en el hotel y nos reunimos con Martín para definir qué vamos a hacer”

Sin embargo, a pesar de tener un turno para cremar los restos, Jesús contó que la familia del fallecido ahora quiere que trasladen el cuerpo a Tucumán. “Ellos nos dijeron que primero decidamos y ahora nos piden eso. Pero son la familia y ellos deben definir”, aseguró que Jesús, que señaló que la colecta sigue en pie ya que necesitarán el dinero para cualquiera de las dos opciones.  

Fuente:el tucumano.