La Justicia Federal le puso frenó a la ampliación de un barrio en tierras de la UNT

0
14

La Justicia Federal procedió a realizar un operativo en el barrio Las Pirámides, ubicado en las zona sur del parque Sierra de San Javier, que pertenece a la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), que consistió en secuestrar elementos y materiales para la construcción que eran usados para la levantar cuatro viviendas. 

Según informaron desde la Casa de Altos Estudios, en el lugar se secuestraron  herramientas, chapas, cemento, postes, ladrillo; un rodillo de apisonar, un carro cisterna, carretillas, tela metálica, desmalezadoras, bombas de agua. Además se identificó que hay construidas 49 viviendas y se están levantando cuatro más en el predio ubicado en el kilómetro 28 de la ruta 338 en San Javier.

El juez federal Fernando Poviña, fue quién ordenó el operativo, en el marco de un largo litigio que la UNT mantiene con Próspero Marcelo Sosa, quien alega ser propietario pese a que la Universidad tiene títulos de propiedad del parque.

A principios del año 2000, según informó La Gaceta,  la UNT lo querelló por usurpación pero como la causa no prosperó fue sobreseído en 2008 por prescripción de la acción penal. Y en 2018 se detectó que había loteado el predio y ofrecía terrenos por internet. Ya frente al hecho consumado de que había varias casas erigidas, la UNT fue nuevamente a la Justicia y ésta le ordenó a Sosa que se abstenga de continuar haciendo construcciones. Hace dos años en un operativo se comprobó que había continuado la obra y el desmonte y por ello se hizo ahora esta medida. El abogado de la UNT, Castro, sostiene que los ocupantes ya fueron identificados en 2019, cuando había 26 casas y que cuando termine el proceso judicial habrá una sentencia de desalojo contra los ocupantes y “todas las casas deberán ser demolidas”, ya que el parque Sierra de San Javier es un área protegida.

Tras el secuestro de los elementos, la Universidad puso un cartel donde indicó a los vecinos que se abstengan de construir, talar árboles y de abrir caminos. Varios vecinos se acercaron muy preocupados, y una señora estaba llorando y decía que ella había comprado de buena fe. Sin embargo, la UNT sostiene que ya se ha informado que ese predio es parte del parque y en este operativo se ha comprobado que la actividad inmobiliaria ilegal ha continuado desde abril, cuando se hizo una comprobación. “Saben que e s de la Universidad. Lamentablemente está pasando esto. Se trata de gente inescrupulosa que vende tierras que son de la UNT”, dijo Gustavo Vitulli, secretario de Bienestar Universitario.

Por último, se informó que Sosa, además, ha sido citado a declarar en la Justicia Federal el miércoles 26 de octubre, por desobediencia de la orden de no seguir construyendo.

Fuente: el tucumano.