LA CORTE: Analizaría la conducta de la jueza Freidenberg

0
349

El pasado martes 8 de marzo, cuando se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer, se realizó una marcha por la ciudad. En medio de esa marcha un auto circuló casi 50 metros por la vereda de la semipeatonal de calle 25 de Mayo debido a que la cantidad de gente que marchaba estaba ocupando la calle.

Un video que circuló por los teléfonos de los tucumanos antes de ayer, muestra en detalle a un auto circulando despacio por la vereda mientras decenas de mujeres caminan por allí marchando y se abren al notar su presencia.

Esas imágenes causaron polémica y cientos de comentarios inclusive antes de que se conozca que quien lo manejaba era la jueza del fuero penal, Alicia Freidenberg.

Ayer al mediodía y en diálogo con el noticiero de LG Play la jueza se disculpó y aseguró que, dadas las mismas circunstancias, no lo volvería a repetir su accionar pero se justificó: “Lo cierto es que tenía urgencia de salir porque llevaba en el auto a una persona descompuesta, no era posible conseguir un taxi porque no podían entrar a esa calle. Era imposible llegar hasta la Mendoza porque no había un policía que abriera el paso. Ante esta aflicción mía por salir de ahí, opté por circular por la vereda, a un paso menor al de un hombre, tanto que me llevó -creo- media hora hacer esa media cuadra”.

Sobre su accionar, la jueza explicó: “No desconozco -por supuesto- que no se puede circular por la vereda. Es obvio. Pero el tránsito estaba obstruido -no cortado por autoridad alguna- y se trató de una causal de fuerza mayor, de un estado de necesidad, que no permitió en ese momento otra opción”.

Cuando el video comenzó a viralizarse la jueza rápidamente envió una nota al subsecretario de Tránsito y Transporte de la capital, Enrique Romero quien ya había cuestionado la acción. Según pudo conocer LA GACETA ayer, la magistrada tendrá que pagar una multa de hasta $ 30.000 por circular a contramano en la 25 de Mayo.

“La falta es grave, es como cruzar en luz roja (por el semáforo)”, destacó. “Primero, tiene que pagar la multa. Los jueces del Tribunal de Faltas la citarán para este procedimiento. Después, haremos una resolución (en Tránsito) para que haga un curso de reeducación vial”, dijo. Romero también indicó que la jueza, en una nota de disculpas, «se había ofrecido a dar un curso de concientización sobre las normas viales». “Es irónico que ofrezca dictar cursos, cuando en realidad es ella quien tiene que tener conciencia vial, más allá del pretexto”, enfatizó.

En 2006 Freidenberg, quien por entonces era vocal de la sala VI de la Cámara Penal fue noticia nacional luego de que fuera destituida de su cargo por 22 votos contra 5 por el tribunal constituido en la Legislatura provincial. El jury de aquel momento consideró que la jueza incumplió con sus deberes cuando firmó el permiso de salida del preso Alberto Tolosa, detenido por el crimen del remisero Luis Cisterna. En 2009 fue restituida por la Corte Suprema de Tucumán cuando se consideró que se había violado la garantía de inamovilidad.

Según pudo conocer LA GACETA en tribunales trascendió que desde la Corte Suprema de Justicia se le pidió explicaciones a la jueza por su conducta. Freidenberg habría elevado una respuesta similar a la enviada a la Dirección de Tránsito Municipal. Además deslizaron que el máximo tribunal analizaría la situación de la magistrada para determinar si cabe disponer alguna medida.

Otro caso

Este hecho se relacionó directamente con el juicio político realizado en noviembre pasado que destituyó al juez de Familia, Orlando Stoyanoff Isas, quien era sometido al proceso acusatorio tras agredir a un motociclista en junio del año pasado en un violento episodio que se conoció luego de la viralización de las imágenes.

En aquel momento los siete miembros del jurado presididos por Daniel Leiva y presentes en la audiencia votaron por la remoción del juez, luego de los incidentes protagonizados por Stoyanoff en Yerba Buena.

Fuente: La Gaceta.