Fin de la pandemia en Tucumán: el anuncio más esperado

0
69

Desde la segunda semana de marzo, en la provincia se reportan menos de 30 muestras positivas de COVID-19 por día y menos de cinco muertes de pacientes contagiados desde la última semana de febrero. Con estas cifras y el avance de otro virus, el H2N3, que produce la gripe A, autoridades sanitarias analizan a estas horas la declaración del final de la pandemia en Tucumán.

El brote anticipado de influenza fue la primera señal para los especialistas médicos que, luego de dos años, vieron cómo otro agente epidémico ingresaba en el radar. Un signo de la pérdida de fuerza de la pandemia a causa, principalmente, por la intensa campaña de vacunación que en la actualidad se acerca al 90% en primeras dosis aplicadas y supera el 80% en segunda, mientras que el porcentaje de tercera dosis se acerca al 30%.

Actualmente son menos de 100 los internados por Coronavirus en hospitales y sanatorios privados del territorio tucumano, que desde el inicio de la pandemia totalizó más de 340.000 casos confirmados. Hasta este viernes, además, desde el Ministerio de Salud contabilizaban 340.404 recuperados.

Todos estos números –según adelantaron fuentes oficiales a este diario- sirven hoy para analizar seriamente el retorno de la normalidad plena, sin restricciones severas, aunque con una campaña fuerte de hábitos sanitarios preventivos para evitar la proliferación de otro tipo de enfermedades respiratorias, incluyendo la generada por el SARS-Cov-2 que, adelantan los especialistas, podría vivir mucho tiempo entre nosotros.

Entre algunas de las definiciones que se espera concretar en los próximos días, estaría la eliminación total de los aforos, la supresión parcial de la obligatoriedad del uso de barbijo en ámbitos específicos, medidas acompañadas –por qué no- de cambios en la comunicación pandémica: no es una locura pensar que los partes se reducirían a uno o dos por semana, en consonancia con la retirada de territorio tucumano del virus surgido en China.

Todo esto sería comunicado la semana que viene por el propio ministro de Salud provincial, dr. Luis Medina Ruiz que, por estas horas, mira de reojo la llegada de miles de dosis de vacunas contra la gripe y la neumonía, hoy la mayor preocupación y ocupación de los equipos sanitarios de gobierno.

Fuente: el tucumano.