24 C
San Miguel de Tucumán
martes, febrero 27, 2024

El lunes inicia el juicio por la violación grupal que sufrió una joven de Burruyacú

- Advertisement -spot_img

Más Leídos

Este 4 de abril inicia el juicio por la violación grupal que sufrió una joven de Burruyacú. El porceso judicial contra Rafael Benjamín Padilla, David Nicolás Aranda y Hugo Maximiliano Décima, acusados de abusar sexualmente de una joven de 23 años  estaba previsto para este viernes 11 de marzo, sin embargo fue reprogramado para este lunes. Familiares y amigos piden justicia para Andrea, cárcel a los abusadores y medidas de reparación para la joven.

Andrea, denunció que fue atacada en una fiesta el 7 de marzo de 2021 por los tres acusados cuando se encontraba durmiendo en una habitación.  Padilla es hijo de un ex intendente y legislador y actual funcionario del gobierno. Aranda también es familiar. Según la denuncia, valiéndose de su poder, los abusadores realizaron distintas acciones de hostigamiento, ofrecieron dinero por el silencio e hicieron una campaña de difamación contra Andrea. Cuando toda esta operación fracasó intentaron fugarse. 

Andrea y su familia, con el apoyo de los vecinos de Burruyacú y de las organizaciones de mujeres, tuvieron que luchar para llegar al juicio y para que los abusadores permanezcan detenidos. Todo el tiempo continuaron con el hostigamiento y campañas de difamación sobre la joven y su entorno. Llegaron al extremo de interponerle una falsa denuncia por supuestas amenazas a testigos de la causa, familiares de los Padilla. Lo peor de caso es que la justicia de manera vergonzante resolvió una medida de restricción que le impedía a Andrea llevar su hija a la escuela y a jugar en la plaza.

“Benjamín Padilla es hijo de David Padilla, quien fue intendente, legislador y ahora coordinador de comunas rurales Aranda también es familiar de ellos. Todo el año fuimos hostigados, mi hija y mis sobrinos. Los golpearon y amenazan con otras violaciones. A mi hija cuando salía de la casa la amenazaban con sacarle fotos y se burlaban”, había detallado días atras Érica, la madre de Andrea en diálogo con eltucumano.com.

La familia de la joven denunció haber recibido amenazas, hostigamiento y hasta sobornos económicos por parte de estas personas para dar marcha atrás con el proceso judicial. Érica, además aseguró que en total presentaron 15 perimetrales contra familiares de los acusados, quienes permanecen con prisión preventiva desde el presunto ataque. “Mi hija tiene presentadas 3 perimetrales. Dos jueces en una de tantas audiencias dieron la orden de que el móvil policial pase dos veces en el día por mi casa. Pero nunca pasaron. Y cuando hacemos denuncias de estas amenazas, me archivan las causas”, subrayó la mujer.

Fuente: el tucumano.

Últimos