CRIMEN EN FAMAILLÁ: La cruda confesión tras el asesinato, «Yo mandé a matar a mi padre».

0
264

El 14 de noviembre, un cuerpo sin vida era encontrado en Campo Herrera, departamento de Famaillá. Se supo con el pasar de las horas que se trataba de Carlos Antonio Guzmán, un hombre de 47 años cuya desaparición había sido reportada por su familia 2 días antes del hallazgo.

Lo que se sabía del caso, era que Guzmán había salido de su casa el 12 de noviembre, cargando con un millón de pesos para comprar un terreno en Famaillá. Con el paso de las horas, su mismo hijo denunció en la comisaría la desaparición de su padre al no haber podido contactarse con él. Según declaró, Carlos Guzmán salió en motocicleta de su casa en el barrio La Vía para dirigirse a un destino rural conocido como La Montañita, en donde debía encontrase con quien le vendería dos hectáreas de tierra. La compra iba a realizarse con el dinero que cargaba de una indemnización laboral.

La investigación

El crimen de Carlos Guzmán fue investigado como asesinato, ya que había recibido un disparo en su cabeza desde atrás.  Ahora, el Ministerio Público Fiscal informó que se produjeron importantes novedades en esta causa.

Este jueves 2 de diciembre, por requerimiento de la Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento de Graves Delitos contra la Integridad Física del Centro Judicial Monteros, que es conducido por la fiscal Mónica García de Targa, se realizó la audiencia correspondiente al control de la detención, formulación de cargos y pedido de medidas de coerción contra Leonardo Gonzalo Argañaraz. Este hombre de 33 años, yerno de la víctima, es considerado como principal sospechoso del homicidio que conmocionó a Famaillá.

Este miércoles 1 de diciembre, Argañaráz fue arrestado en Bella Vista por la policía, después de una serie de pruebas recolectadas por la fiscalía para mencionar al hombre como probable culpable. La calificación legal del crimen, es por el delito de homicidio simple con el uso de arma de fuego en calidad de autor.

La teoría del Ministerio Público Fiscal indicó que el encuentro entre la víctima y su yerno, habría tenido lugar el día 12 de noviembre, a horas 16.00, en el paraje Campo de Herrera. La víctima arribó en su motocicleta y el acusado se habría subido a la misma como acompañante, indicándole a Carlos el lugar a donde debían dirigirse supuestamente Guzmán iba a comprar ese terreno. Una vez llegados al sitio, la teoría es que Argañaraz le efectuó un disparo con arma de fuego a la víctima. Este disparo, impactó detrás de la oreja izquierda y le causó la muerte en el acto.

Las pistas que llevaron a detener al oriundo de Bella Vista, fueron información cruzada entre los teléfonos del imputado y de la víctima, y datos de las antenas analizados por peritos del ECIF. Además, existen imágenes de cámaras de seguridad que mostrarían a Guzmán trasladando a la pareja de su hija en la motocicleta. En función a esto, se solicitó una preventiva de 6 meses por riesgo de fuga. Pero el giro inesperado llegó después de esta detención.

Ya sobre el final de la audiencia, el juez de la causa le otorgó la palabra a la hija Carlos Guzmán. Según informaron desde el MPF, la joven confesó que fue ella quien mandó a matar a su padre: «Pido perdón a todos por haberles mentido, yo mandé a matar a mí padre por todo lo que me hizo de chica». En ese momento, la fiscal interrumpió la supuesta autoincriminación y ordenó la detención inmediata de la joven, en tanto pueda contar con un abogado que la asista.

Fuente:el tucumano © 2021
Registro de propiedad intelectual en trámiteCONTACTO CÓMO ANUNCIARAGENDA