CASO LEBBOS: Que vaya preso al mejor hotel del mundo si está enfermo, pero si no está enfermo que vaya a la cárcel»

0
318

«Otra etapa de esta larga lucha en contra de tanta impunidad, de tanto horror», afirmó Alberto Lebbos tras la audiencia en que la Justicia intentó determinar cómo cumplirá el exsecretario de Seguridad Eduardo Di Lella sus seis años de prisión tras ser condenado por encubrimiento agravado del crimen de Paulina Lebbos. En septiembre pasado, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán dejó firme la sentencia, pero no está detenido tras afirmar estar enfermo e internado. «Que vaya preso al mejor hotel del mundo si está enfermo, pero si no está enfermo que vaya a la cárcel», arremetió el padre de la estudiante de Ciencias de la Comunicación asesinada hace 15 años.

«Los asesinos de Paulina están libres porque los protegen José Alperovich y Eduardo Di Lella, que era secretario de Seguridad de la Provincia. No lo digo yo, lo ha dicho la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucumán: la sentencia está firme y está con la máxima condena que prevé el código penal, que son seis años de cárcel para el delito de encubrimiento agravado», sentenció el padre de Paulina, en diálogo con Mariana Romero en Los Primeros.

Sin embargo, Alberto Lebbos advirtió que «ocurren cosas extrañas» y Di Lella no va a prisión a pesar de tener condena firma: «Cuando fue la sentencia allá el 25 de febrero de 2019 inmediatamente Eduardo Di Lella se declaró enfermo y se internó en el sanatorio», recordó, y agregó que «el 10 de julio de 2019 le decretan la libertad (hasta que la Corte deje firme la sentencia), en su momento estaba con prisión preventiva, queda totalmente sano».

«Se lo veía en los bares», afirmó, y denunció que en septiembre, cuando la condena fue ratificada «de nuevo se declara gravemente enfermo». «Tiene que cumplir la condena», arremetió, y fue muy duro sobre las «aflicciones» de salud que acusa Di Lella: «Las ponemos en duda, no sabemos su historial clínico».

La jueza Ana María Iacono resolvió que Di Lella debe «fijar domicilio, si se ausenta de domicilio tiene que avisar al juzgado y tiene que usar una tobillera electrónica de vigilancia», según explicó el propio Lebbos.

«Los asesinos de Paulina están libres justamente por culpa de Di Lella, condenado por encubridor y por proteger a los asesinos. Si está realmente enfermo, somos gente que respetamos los Derechos Humanos, no como ellos: que vaya preso al mejor hotel del mundo si está enfermo, pero si no está enfermo que vaya a la cárcel», fustigó.

Finalmente, consideró que sus aflicciones «pueden ser atendidas en el penal de villa urquiza», y rechazó que de todos los condenados por encubrimiento del crimen de Paulina «no hay ninguno preso, están todos en sus casas».

«Que vayan presos y cumplan la condena. Son más peligrosos con lapiceras que con armas: que se haga pronto la junta médica y que los manden a la cárcel», remató.

El próximo 17 de noviembre comenzará el tercer juicio de la causa que investiga la muerte de Paulina Lebbos: se juzgará al exfiscal Carlos Albaca, acusado de encubrir al asesino de Paulina Lebbos. «El 17 de noviembre comienza el juicio a otro gran protagonista del homicidio impune de Paulina, que es este perverso exfiscal Carlos Albaca. Jubilado de privilegio, beneficiado por el clan Alperovich – Rojkés, protegido. Esperemos que se haga el juicio y se lo condene a la máxima pena», remató Lebbos, 15 años después del crimen de su hija.

Fuente: el tucumano.